sábado, 7 de febrero de 2009

Me niego a extrañarte, a quererte, a desearte. No
quiero tenerte, ni usarte, ni dejarte. DETESTO la
espera, la esperanza, el sentimiento. Aborrezco tus
mentiras, la incertidumbre, la D I S T A N C I A. No
necesito tu lástima, tu compasión, ni tu ayuda. Odio
tu egoísmo, tu soberbia, tu ironía. No te daría mi
vida, ni mi tiempo, ni mi alma. Me enferman tus
silencios, tus pretextos, tus excusas. Me canse de
seguirte, de esperarte, de entregarme. Mataria tu
crueldad, tu injusticia, mis miedos. No AGUANTO tu
inmadurez, tu envidia, tus celos. Perdi mi paciencia,
mis sueños, tu recuerdo. Te aprovechaste de mi, de
mi libertad, y de mi ingenuidad. Desprecio tu
insolencia, tus atrevimientos, tus promesas inútiles.
Me molestan tus olvidos, tus descuidos, tus manías.
No tolero tus enojos, tu inconciencia, tu torpeza.
Pero MUERO por tus besos, tus abrazos, tu
presencia. Soy débil.No uses a tu favor mi debilidad.
Porque sabes que si me sonreís, caigo de nuevo en la
incertidumbre de perder cada uno de los motivos por
los que me alejé de vos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario